Vitaminas del Complejo B

Vitaminas del Complejo B

Tipos de Vitaminas del Complejo B 

 Hay un gran interés hacia las vitaminas del complejo B, ya que estas son una gran cantidad de vitaminas capaces de intervenir en una amplia funciones y procesos metabólicos

. El complejo B colabora en muchos de los procesos bioquímicos para la formación de energía. A partir de la ingesta de los alimentos que consumes, el organismo puede proveerse de la energía que necesitas, pues puede ejercer esta actividad gracia a su consumo.

 Adentro de las vitaminas del complejo B encontramos 8 vitaminas diferente;

  • Vitamina B1 (tiamina)
  • Vitamina B2 (riboflavina)
  • Vitamina B3 (niacina)
  • Vitamina B5 (ácido pantoténico)
  • Vitamina B6 (piridoxina)
  • Vitamina B7 (biotina), conocida también como vitamina H.
  • Vitamina B9 (ácido fólico)
  • Vitamina B12 (cobalamina)

1. Tiamina (o vitamina B1) La vitamina B1 se encuentra en grandes cantidades en alimentos como los pistachos, las chuletas de cerdo, las habas secas y las avellanas. Participa fundamentalmente en el metabolismo de los hidratos de carbono y los aminoácidos, actúa como coenzima vital para la respiración tisular, es esencial para el crecimiento y el desarrollo y su deficiencia puede ocasionar la enfermedad Beri Beri.

 2. Riboflavina (o vitamina B2) La vitamina B2 se encuentra en grandes cantidades en alimentos como el hígado, los patés, el queso, las almendras, los champiñones y las sardinas. Está implicada en las reacciones de producción de energía para los procesos biológicos, es precursoras de coenzimas, favorece la formación de anticuerpos y glóbulos rojos e interviene en el mantenimiento de las mucosas y del tejido epitelial, y en especial, de la córnea ocular. vitaminas del complejo b

Ver También  Remedios naturales para combatir las canas

 3. Niacina (o vitamina B3) La vitamina B3 se encuentra en grandes cantidades en alimentos como el extracto de levadura, el salvado de trigo y de arroz, el pescado, el hígado, los cacahuetes, la ternera y el pollo. Forma parte de dos importantes coenzimas que intervienen en reacciones relacionadas con el metabolismo de los hidratos de carbono, los ácidos grasos y los aminoácidos. Además, evita la aparición de la enfermedad “pelagra“.

 4. Ácido benzoico (o vitamina B5) La vitamina B5 se encuentra en grandes cantidades en alimentos como el hígado, los riñones, la levadura, la yema de huevo, el brócoli, el pescado, los moluscos, el pollo, la leche, el yogur, los champiñones, el aguacate y las batatas. Ayuda a mantener la salud de la piel y el cabello, y juega un papel fundamental en el metabolismo de los alimentos y en la obtención de energía a través de ellos.

 5. Piridoxina (o vitamina B6) La vitamina B6 se encuentra en grandes cantidades en alimentos como el hígado, el plátano, el pollo, el atún, el bonito, el besugo o la trucha. La vitamina B6 sirve de coenzima, e interviene en el metabolismo de neurotransmisores que regulan el estado de ánimo como la serotonina, pudiendo ayudar en algunos casos de depresión, estrés y alteraciones del sueño.

Ver También  Trastornos y Enfermedades que Aumentaron por el COVID-19

 6. Biotina (o vitamina B8) La vitamina B8 se encuentra en grandes cantidades en una multitud de alimentos; está muy ampliamente distribuida. Sus fuentes son los cacahuetes, las almendras, los huevos, las cebollas, la avena, los tomates, las zanahorias, las nueces, el salmón… Como coenzima, esta vitamina interviene en reacciones de carboxilación y es importante para el metabolismo de hidratos de carbono y ácidos grasos. vitaminas del complejo b en los cacahuetes

 7. Ácido fólico (o vitamina B9) La vitamina B9 se encuentra en grandes cantidades en alimentos como el extracto de levadura, el hígado, las hierbas secas, las semillas de girasol, la soja, las verduras de hojas verdes oscuras, los guisantes, los frijoles, los garbanzos, los espárragos y los cacahuetes. Esta vitamina contribuye a la formación de células sanguíneas y glóbulos rojos, ayudando a prevenir enfermedades como la anemia y manteniendo sana la piel. También está muy implicada en el metabolismo de las proteínas, el ADN y el ARN, y reduce la aparición de deficiencias en el tubo neural del feto.

 8. Cianocobalamina (o vitamina B12) La vitamina B12 se encuentra en grandes cantidades en alimentos como el hígado de ternera, el hígado de cerdo, los riñones de cordero, la carne de vacuno o la carne de cordero. También en las almejas, la caballa, las sardinas, los arenques y el salmón. Esta vitamina es importante para el metabolismo de proteínas. Ayuda a la formación de glóbulos rojos en la sangre y al mantenimiento del sistema nervioso central.

Ver También  Comida Sana (Papas fritas).

Exceso de complejo B a pesar de todos estos beneficios es importante conocer los peligros de dosis elevadas por ejemplo de niacina, pues podría causar daños a nivel cutáneo, una úlcera péptica o un daño en el hígado. Inclusive con una dosis apropiada en algunos casos puede devenir en enrojecimiento cutáneo. Cuando se trata de una dosis elevada de la B6 se pueden observar alteraciones como entumecimiento o problemas neurológicos.

 El exceso de ácido fólico presente en el complejo puede presentar problemas tales como erupción en la piel, problemas respiratorios, debilidad, fiebre y picazón. De hecho es esencial leer ácido fólico contraindicaciones. La dosis correcta dependerá de varios factores que incluye el sexo, la edad y la condición particular de cada persona, por ello es necesario que a pesar del los beneficios del complejo B debes consultar con tu médico la dosis que necesitas para obtenerlos.

admin

2 comentarios en «Vitaminas del Complejo B»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *